(Crónica) James Rhodes, festival Sónar 2016 (16/06/16 Barcelona)

james-rhodes-e1466173407422

 

 

Photos by Ariel Martini Fotografia, Bianca de Vilar photography,Leafhopper and Mariano Herrera

Un nuevo Sónar llega a la capital catalana y como todos los años nos trae lo más granado de la música electrónica del mundo. En los últimos años este festival ha abierto su propuesta hacia nuevos campos, o mejor dicho, géneros musicales (pop, folk etc…) abriendo el abanico de posibilidades de una manera amplia. Este año ha llegado incluso la música clásica de la mano del concertista de piano James Rhodes. Rhodes siendo un músico muy cualificado, ha llegado al star system por acercar el encorsetado mundo de la música clásica, a capas sociales que antes huían de la misma por snob o elitista, y por otro lado por la publicación de su autobiografía “Instrumental”, un libro que ahonda en el desdichado pasado del artista, salvado por la música de finalizar sus días de manera fatal.

Se presentó James Rhodes ante el auditorio del Sónar Complex (700 personas y abarrotado) con una camiseta y pantalón vaquero informales, aderezado todo ello con  unas zapatillas lanzando destellos; toda una imagen rompedora de lo que se supone que tiene que ser un músico que interpreta, y ejecuta, composiciones de música clásica.

Rhodes se mostró en todo momento muy comunicativo y simpático. Entre pieza y pieza, (en total 3 más un bis), desgranó su pasión por la música, por músicos como Bach, Beethoven, Stravinsky, Chopin etc… y señaló la influencia que habían ejercido en músicos creadores de tendencias electrónicas como los germanos Kraftwerk o el francés Jean Michael Jarre. Incluso bromeó diciendo que este festival era más para Lang Lang que para él.

En el plano musical interpretó piezas de Chopin y finalmente “La Chacona” de Bach, pieza inmortal a la que el músico le tiene especial reverencia, y que como señala en su libro, le ha servido de guía e inspiración en los peores momentos de su vida.

Se despidió para volver e interpretar un bis improvisado sobre la base del archiconocido tema del “Puente Sobre El Río Kwai” y cerrar así una actuación más que meritoria.

Acierto total del festival en traer un artista tan peculiar y único como el británico James Rhodes, que no desentonó en absoluto en un festival rendido a las nuevas tendencias electrónicas mundiales.

Posteriormente tuvimos la suerte de presenciar en la zona Sonar+D, una entrevista-rueda de prensa a Jean Michel Jarre preámbulo de lo que será su actuación este viernes 17 de junio en el Sónar de Noche.

jarre

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *