Muere Richard Swift, talento del “indie” norteamericano

Richard swift

El músico perteneció a The Shins, The Black Keys y The Arcs. También fue productor de muchos artistas de la escena independiente. Tenía 41 años.


El indie está de luto. El cantante, compositor, productor y multiinstrumentista Richard Swift ha muerto a los 41 años, según ha informado la prensa estadounidense. Un auténtico mazazo para la música norteamericana independiente que pierde demasiado pronto a uno de sus mayores talentos y a uno de los más activos músicos de su generación.

Swift era una figura clave del indie-rock de la última década gracias a su pertenencia a la banda The Shins, pero también a su participación en otras dos formaciones notabílisimas como The Arcs y The Black Keys. En este último grupo, uno de los más punteros del indie rock norteamericano en el siglo XXI, el músico nacido en Washington encontró una importante alianza con Dan Auerbach y Patrick Carney, con quienes colaboraba en la producción y giras de la banda como bajista. En 2015, cuando ya se evidenciaban crisis entre los dos cabezas pensantes de The Black Keys, Swift y Auerbach probaron a formar de The Arcs, donde el músico fallecido se desempeñaba como baterista. Tanto en uno y otro proyecto Swift demostró un talento envidiable. “Hoy, el mundo ha perdido a uno de los músicos más talentosos que conozco. Te extrañaré, amigo”, ha escrito Auerbach sobre la muerte de Swift a través de su cuenta de Instagram.

De 2011 a 2016 Swift también formó parte de The Shins, coincidiendo con un periodo de exploración artística de la banda de Portland. Su labor a los teclados fue destacada en las giras, demostrando una versatilidad instrumental más que sobresaliente. De hecho, algunos músicos de su generación le veían como un todoterreno de la escena indie, capaz de estar en todas partes y de todas las formas, siempre en las mejores condiciones. Tanto era así que no tardaron muchos de ellos en solicitarle sus servicios como productor de sus discos.

Para ello, fundó la discográfica National Freedom donde despuntó como un productor de primer nivel del indie. Por sus manos pasaron Foxygen, Guster, Tennis, The Mynabirds, Damien Jurado, John Prince Pure Bathing Culture, Sharon Van Etten y Nathaniel Rateliff, entre otros. Y con todos se caracterizaba por lograr un sonido que se sale de los parámetros comerciales y que apostaba más por revivir géneros raíces como el blues y el folk bajo el barniz de los arreglos contemporáneos.

A finales del mes de junio, de acuerdo con la revista Pitchfork, el músico fue hospitalizado y se creó un grupo para recaudar fondos que tenía como objetivo pagar las cuentas médicas de Swift. Varios músicos contribuyeron.

El caso de Richard Swift es por desgracia, uno más en una larga lista de afectados por el sistema sanitario estadounidense, en el que hay decenas de millones de personas desprotegidas sin seguro médico ni medios para pagar los altísimos costes de cualquier tipo de tratamiento. En el crowdfunding abierto para poder pagar los gastos del tratamiento se pedían 100.000 dólares, y hoy, tras comunicar el fallecimiento de Swift, siguen pidiendo ayuda para paliar el esfuerzo que ha supuesto a su familia.

elpais.com